Act 96

Act 96

Please update your Flash Player to view content.
  • Español (spanish formal Internacional)
  • English (United Kingdom)
Parafernalia para el consumo de alucinógenos

A pesar de la amplia gama de orígenes y períodos cronológicos, los componentes de la parafernalia se limitan a unos pocos elementos, exclusivamente diseñados y manufacturados para la conservación, transporte, preparación e inhalación de polvos para inhalar.

En San Pedro de Atacama, la parafernalia inhalatoria se encuentra en contextos funerarios, estos consisten principalmente en tabletas para inhalar de madera y tubos, que se encuentran frecuentemente acompañados de otros presentes funerarios tales como arcos y flechas o hachas (Torres, 1987). En relación con la distribución temporal de estos rasgos estilísticos, un estudio amplio llevado a cabo por Llagostera et al. (1988) en Solcor-3, un sitio arqueológico de San Pedro de Atacama que comparte dataciones pre-Tiwanaku y Tiwanaku (tipo cerámico San Pedro Negro Pulido, 250-450 dC, y tipo cerámico San Pedro Gris Grueso pulido, 480-680 dC, respectivamente), muestra que: i) la parafernalia inhalatoria encontrada en los entierros de fecha de pre-Tiwanaku consistió en tubos de madera sin decorar y tabletas de madera rectangulares con figuras antropomorfas, y ii) la parafernalia inhalatoria encontrada en los entierros de que presentan una datación Tiwanaku exhiben tubos de madera con cabezas de camélidos, y tabletas para inhalar de forma fundamentalmente hiperbólica y con temas Tiwanaku, incluyendo sacrificadores. Estos hallazgos plantean la cuestión de una eventual relación entre el estilo de la tableta, la fecha de fabricación, origen de la madera empleada y el origen de los materiales alucinógenos utilizados. Los análisis considerados en nuestra propuesta tienen por objeto aclarar estos puntos.

En cuanto a las prácticas culturales relacionadas con el acto de fumar e inhalar en el Norte Semiárido, las primeras evidencias de pipas y espátulas se encuentran en grupos del Complejo El Molle (0-800 d.C.) (Niemeyer et al. 1989). Posteriormente para El Complejo Las Ánimas (800-1200 d.C.) se observa una mayor presencia de espátulas y algunas evidencias de tabletas y tubos (Castillo 1989). Finalmente, en la Cultura Diaguita, en la Fase II las espátulas de hueso presentan imágenes de personajes antropomorfos y zoomorfos (Ampuero 1989), y en la Fase III (Diaguita-Inca) se observan instrumentos asociados tanto a la inhalación como al acto de fumar. Para la Zona Central, la utilización de pipas se remonta al Período Alfarero Temprano; es así como en el sitio arqueológico de La Granja (ca. 500 a.C.), valle del Cachapoal, se hallaron más de 600 fragmentos de pipas tanto de cerámica como de piedra (Falabella et al. 2001). Para el Período Intermedio Tardío, Complejo Cultural Aconcagua, se encuentran espátulas, tubos y pipas. Para la Zona Sur existen múltiples evidencias de pipas como por ejemplo en el sitio Cabo Carranza, región del Maule (Falabella et al. 2001). Es importante señalar que aún se observa el uso de pipas dentro de la sociedad mapuche en rituales como el ngillatún (Guevara y Oyarzún 1912). Artefactos como los mencionados, provenientes de sitios del Norte Semiárido y las Zonas Central y Sur, serán sometidos a análisis químicos y arqueobotánicos para detectar la presencia de alcaloides y microrrestos vegetales.

 

Resultados Actuales: A través de mediciones de densidad de la madera utilizando la determinación tradicional de peso y volumen, así como la tomografía computarizada con un escáner médico, hemos sido capaces de demostrar que mientras el uso de maderas de la zona de San Pedro de Atacama no se puede descartar, es posible que maderas foráneas hayan sido utilizadas en la fabricación de las tabletas encontradas en los diferentes sitios arqueológicos de San Pedro. El análisis de alcaloides en el pelo de la momia está siendo implementado. Por su parte, el análisis de alcaloides en las plantas nativas mostro la presencia de un nuevo alcaloide en Dunalia spinosa (Solanaceae), no descrito hasta ahora. Dunalia spinosa es un arbusto nativo del norte de Chile utilizan en medicina popular para el dolor de muelas, problemas respiratorios y la limpieza de heridas.

Para conocer la procedencia de las tabletas inhalatorias se utilizó como marcador la densidad de la madera. Este valor se calculó en cerca del 30% de las tabletas depositadas en el Museo de San Pedro de Atacama. Los resultados mostraron que aunque algunas de ellas pudieron haber sidofabricadas con maderas de la zona, la mayoría presentaba como materia prima maderas exógenas (probablemente del norte de Chile, Bolivia y/o del NOA). Como era de esperar dada la dinámica geográfica y temporal de la interacción de SPA con las regiones vecinas, se encontraron diferencias diacrónicas en las distribuciones de densidad de madera. Adicionalmente, se utilizó tomografía axial computarizada para estudiar la procedencia de la madera, la calidad de la artesanía, los procesos tafonómicos y la naturaleza de las incrustaciones de minerales. En cuanto al análisis de alcaloides en la flora nativa, se aisló nicotina y un nuevo witanólido de Dunalia spinosa (Solanaceae). Además, el extracto alcaloide de Browningia candelaris (Cactaceae) mostró la presencia de compuestos psicoactivos.

 
 
Joomla 1.5 Templates by Joomlashack
lida fx15 biber hapı biber hapı